Un día de spa para llegar a fin de año

Bienestar

El 2022 llega a su fin pero muchos declaran que no lo estarían logrando. Para ellos, esta guía práctica y direccionario de los mejores spas para recobrar energías.

Silvia, 42 años, 2 hijos amorosos (e intensos), un trabajo full life, un marido, mascotas, plantas, de todo, bah. Muchos platitos en el aire durante lo que va del año y se escucha el grito: - ¡No doy más!  Y… bastante dió, ¿no? Ahora es momento de recibir. Porque sino no se puede, no se llega, no se quiere. Un mimo en esta fecha es una bocanada de aire fresco que te para en otro lado, de otra forma y con ventaja. Entonces, ¿why not?

Ya sea para vos o porque tu alma se puso caritativa, informarse sobre posibilidades reales y concretas para tomarse un día de spa, descansar un rato, revitalizar el cuerpo, amasar esos músculos y resetear el cerebro debería ser materia obligatoria. Esto también es medicina preventiva. O no sé, ¿lo proponemos?

¿Dónde podés pasar tu día de spa?

Meliá

El Spa del Hotel Meliá Buenos Aires es reconocido por su nivel de servicio y prestación. Este es como un oasis en pleno Retiro, ideal para vivir una experiencia única. Ubicado en Reconquista 945, Retiro.

Chica disfrutando de la experiencia de un día de spa en Meliá

Y, ¿qué me dan?

Sesión de bienestar para una persona con:

  • Masaje descontracturante de 30 min.
  • Piscina cubierta y climatizada.
  • Jacuzzi.
  • Gimnasio.
  • Lockers.

Le Spa by CL45, Sofitel

Este es el Spa de Carlos Lizardi, palabras mayores en bienestar y cosmética natural, que desde algunos años recibe a sus clientes en el majestuosísimo hotel Sofitel, en Recoleta, frente al Patio Bullrich. Su línea Pomme Verte es la favorita de celebrities nacionales e internacionales, como Graciela Borges o Antonio Banderas. Ubicado en Posadas 1232, Recoleta.

Espacio de relajación de Le Spa

Qué incluye:

  • Masaje relajante con mix de aceites esenciales. Duración: 50 minutos.  (Stress relief massage)
     

Lakshmi Masajes

Lakshmi representa, en la cultura India, a la diosa de la buena fortuna. Es invocada en rituales para que atraiga prosperidad, abundancia y buena suerte tanto en el plano material como en el espiritual. A través de los rituales, una fusión de técnicas de masajes relajantes, aceites esenciales y masaje vibracional, busca conectarte con tu centro más profundo para que puedas alcanzar un estado resultante de auténtica relajación y disfrute. Lo encontrás en Fitz Roy 1925 6to Piso, Palermo.

Espacio de relajación de Lakshmi

Interesante, ¿qué me dan?

  • Masaje relajante y descontracturante con aceites especiados a base de Patchouli.
  • Masaje reflexológico de pies con crema suave de menta.
  • Masaje vibracional con cuencos de cristal de cuarzo, tibetanos y Gong.
  • Duración: 1 hora y media.

Azur Real Spa

Este hotel pone a tu disposición un exclusivo espacio en la provincia de Córdoba, cuidadosamente pensado para hacer de esta experiencia, un momento único. Ubicado en San Jerónimo 243, Córdoba.

Decoración de Azur Real Spa

¿Que comprende la visita?

  • Recorrido por los baños antiguos.
  • Duración: 2 horas.
  • Sector Público: En este sector se busca lograr una primera relajación ingresando en un entorno calmo, silencioso y de luz tenue; desconectarse y dejar atrás el ritmo cotidiano de la ciudad.
  • Caldarium & FrigidarIum: Limpiar el cuerpo y la mente. Este espacio busca exponer al cuerpo a diferentes temperaturas con el objetivo de relajar la tensión muscular, reducir la inflamación y el estrés oxidativo celular, fortalecer el sistema inmune, despejar las vías respiratorias y estimular la circulación sanguínea. Hidromasaje, Baño detox de ozono, hammam con aromas naturales purificantes, ducha de agua filtrada, fuente de exfoliación de escamas de hielo, pozo de agua helada y duchas horizontales tipo vichy con diferentes presiones y temperaturas.
  • Tepidarium: Volver al útero materno. Armonizarse. Se trata de un espacio de relax climatizado por loza radiante a 37°C que pose múltiples funciones. Antiguamente, en los baños romanos, este sector tenía un fin social: un espacio libre para relajarse entre cada tratamiento. Paralelamente genera el efecto de volver a templar el cuerpo y llevándolo a una temperatura similar a la del útero materno y prepararlo para los baños más calientes.
  • Templarium: Descubrir nuevas sensaciones. Un conjunto de piscinas de aguas templadas, desarrolladas sobre un sector de antiguas ruinas que promueven que el espacio sea descubierto poco a poco avanzando a través del agua. El espacio está conformado por un Impluvium (o habitación de lluvia), una piscina social de relajación, un sector de masajes para el parte inferior del cuerpo, y un último espacio donde la protagonista es una cascada de gran caudal para hombros, cabeza y cuello.
  • Balneum: Conectarse con el agua. Se trata de la última etapa del circuito y busca estimular el cuerpo llevándolo a una temperatura corporal específica, estimulando los poros de la piel para volver a nutrirla con aceites esenciales y sutiles aromas. Cuatro bañeras de inmersión con productos y fragancias que aportan distintos estímulos.
  • Sector de relax: Prepararse para volver. Un espacio que invita a la meditación e introspección. Se trata de 4 camillas talladas en piedra con temperatura controlada, sonido ambiente, frutas e infusiones para rehidratarse luego del recorrido. Proporcionar un estado de tranquilidad y relajación.

Spa Kuwana

Spa Kuwana es un lugar pensado para mimarse y renovarse por dentro y por fuera, logrando un bienestar y una renovación total de las energías. Lo encontrás en Las Heras 21 - San Miguel de Tucumán.

Masaje en Spa Kuwana

Qué incluye:

  • Baño sauna o camilla de jade.
  • Pulido corporal con hidratación.
  • Higiene facial.
  • Belleza de manos y pies.
  • Lavado, nutrición y brushing.

¡Vos también te merecés un día de spa! ¡Comprá cualquiera de estas Fanbag en nuestra web!

En esta nota hablamos de:
Spa Mindfulness

Inspirá a alguien más, compartiendo esta nota en:

Últimos Artículos

Variedades

5 ideas para celebrar San Valentín

Variedades

¡Que no decaiga! ¡Vamos, Argentina!