Milión, el mítico resto y bar de Ernestina Pais en el que todos se sienten en casa

Gastronomía

En su mansión con jardín, no solo comés y tomás rico. Leé por qué Coldplay, Rolling Stones o U2 lo eligen cada vez que quieren salir en Buenos Aires.

A Ernestina Pais la conocemos por sus muchos talentos. Pero, quizás, al menos hasta hace poco, no todos sabían que estaba detrás de uno de los restaurantes (y bares) más lindos de la ciudad, Milión. En Recoleta, sobre la calle Paraná al 1048, la casa, como les gusta decirle, tiene unas paredes que, si hablaran, agarrate.

Milión Bar es un lugar muy atractivo para el turismo porque es único en Latinoamérica, fueron considerados por la Newsweek dos años seguidos como el mejor bar Latinoamérica. ¿Cuál es su secreto? No tiene restricción de acceso.

“Vos podés venir a tomarte una cerveza, a recorrer la casa e irte, podés venir en bici, joggineta y zapas, o venir hiper top a cerrarte un espacio para hacer una cena mega exclusiva”,

Milión está abierto a todo el mundo, es pet friendly, tiene un piano que cualquiera que sepa tocarlo puede acercarse a hacerlo, explica Ernestina País. Es un rasgo de absoluta inclusión y libertad, eso es lo que lo diferencia de otros lugares. Es un clásico que va a cumplir 23 años y trasciende generaciones.

Ernestina Pais en la barra del bar Milión

¿Desde hace cuánto tiempo te enamoraste de Milión?

Milión empezó en 1999. Cuando llegamos, la casa, construida en el año 1913, estaba súper deteriorada: faltaban pedazos de piso porque se había roto el vitreaux del salón central y había llovido durante siete años sobre el roble de Eslavonia, faltaban las columnas de las barandas de la escalera y estaba pintada de cualquier forma. En fin, fue claramente amor a primera vista. Aun así, como estaba, toda deteriorada. Entré y me senté en la escalera con quien cuidaba la casa en ese momento, quien hoy es un artista increíble: Ariel Villareal. Nos quedamos charlando durante horas.

"Me di cuenta de la magia de ese lugar, más allá del lujo: enseguida te sentís como en casa."

¿Cómo conociste a tus socios y amigos con quienes lo fundaron?

A la primera que conocí fue a Xilvina Mesina. Fue rodando una publicidad de Dove. Ella era productora y yo trabajaba como periodista, la marca me había contratado para entrevistar a mujeres que cuenten una historia de vida. Fue una campaña muy exitosa. Nos hicimos muy amigas al instante. Luego Xilvina fundó Club 69 junto a dos amigos, y yo empecé a llevarle gente con Inrockuptibles.

Me acuerdo de que en la caja de ese Club, estaba Osvaldo González y una de las barras las manejaba Diego Pérez Morales, que eran amigos de Xilvina. ¡Así nos conocimos! Diego los convocó para contarles que el tío había heredado una casa que estaba en pésimas condiciones, pero que le tenía un cariño muy especial e interés en recuperarla. Así fue que ellos empezaron y al tiempo Xilvina me convocó para unirme al grupo.

Pasaron muchas cosas y personas divertidas. ¿Podés contarnos algunas anécdotas?

Uf, ¡me acuerdo de varias! Me acuerdo cuando Coldplay alquiló la casa para una fiesta, pero habían pedido que sea tan, tan, tan secreto el lugar que al final no vino nadie. La fiesta fue un embole. Ni siquiera me dieron ganas de ir a saludar a los chicos de Coldplay. En lugar de llenar la fiesta y divertirse, prefirieron alquilar la casa entera para invitar sólo cuarenta personas.

¡Vinieron todos! U2, los Stones… Lo que Milión tenía como característica es que era un lugar que no vendía a las celebrities. Ellos elegían Milión porque sabían que no iban a tener trescientos periodistas en la puerta. Por ejemplo, nos ha pasado que Bono nos avisara media hora antes de que viniera, con lo cual nosotros no le reservamos ningún VIP. Él se sentó en una mesa como cualquier persona. Y Milión tiene eso. Aún estando Bono, no tenías a la gente acosándolo, y nosotros tampoco vendíamos la foto de la puerta para tener prensa.

"Siempre fue un lugar donde los famosos se sintieron súper cómodos."

De Argentina, metió a todas las primeras figuras. Es un lugar muy querido, porque todos los que formamos parte de la S.A. tenemos alguna relación con el arte. Yo empecé como fotógrafa y trabajo en tele y radio, mi socia era productora de cine y publicidad, y mis dos socios eran actores. Entonces siempre fue un lugar muy querido por los artistas, donde se sienten queridos y respetados.

Con respecto a anécdotas nuestras: ¡Miles! Yo conocí a mi exmarido a través de Inrockuptibles, porque él es fotógrafo. Pero recuerdo un día, en medio de un evento, cuando le dije a Alejandro que creía estar embarazada y me hice el evatest en el baño de Milión. Me acuerdo de que salí en medio del evento a contarle a todos que estaba embarazada. Todos brindando, fue muy gracioso.

¿Otra anécdota? Ariel Villarreal, el casero de Milión, empezó juntando todo lo que sobraba de metal, tornillos, etc, en el cuarto y empezó a hacer sus esculturas. (Hoy es un escultor reconocido por sus obras en metal a gran escala). Ariel fue muy importante para Milión como Milión para Ariel. Así fue toda nuestra restauración, a pulmón. Participaron todos nuestros amigos artistas: la mamá de Diego que es artista plástica se ocupó de restaurar el vitreaux. El piso del medio lo sacamos, numeramos las piezas, las secamos al sol y lo volvimos a poner.

Milión fue tal suceso al principio (venían más mil personas por día) que nosotros teníamos que cerrar los sábados para hacer un diferencial. ¡Me acuerdo que los sábados la gente se amontonaba en la puerta porque querían venir, aún estando cerrados!

Jardín del bar Milión

Pero no todo fue espléndido. ¿Qué obstáculos tocó superar?

La pasamos muy mal en muchos aspectos. Nosotros abrimos en el 1999. Luego vino el 2001 y 2002. Pero no me tengo que ir muy atrás para pensar cosas tristes. Nosotros estuvimos cerrados casi nueve meses entre las olas de la pandemia. Y Milión es un lugar que siempre respetó las reglas para con sus empleados: mantuvimos más de 30 puestos de trabajo y nos endeudamos muchísimo.

Perdí a mi socia de un ACV en agosto del 2020, después de más de veinte años de sociedad y más de veinticinco años de amistad, y estoy segura de que se la llevó la angustia. A Osvaldo también lo perdimos por una enfermedad en septiembre de 2019. Es decir que en diez meses, Diego y yo perdimos a dos de nuestros grandes amigos y socios, y encima en una situación de total incertidumbre de cómo iba a seguir el país. La seguimos teniendo. Tener una pyme en Argentina es muy difícil.

Te soy sincera: pudimos haber tenido peleas entre nosotros, llevarnos mejor o peor entre unos y otros, pero Milión es un fenómeno muy loco de amistad y sociedad. Todos nos hemos matado unos contra otros y sin embargo siempre triunfó el cariño y el respeto, siempre hubo total confianza entre todos. La verdad es que es un caso muy particular.

¿Qué te gusta pedir en la barra? ¿Y en la mesa?

Tenemos tragos nuevos diseñados por Ale Caia, quien trabaja mucho con productos orgánicos y naturales. De hecho, nuestra nueva carta tiene como slogan “tragos que alimentan”. ¿Mi preferido? Qué pregunta difícil… me gustan todos. Pero el que está genial es el Negroni de Miel Blanco. ¡Viene con mini panal de miel! Y en la mesa, todo lo que sea para compartir. Las tapas están buenísimas para venir con amigos y pedir entre varios.

Brunch de Milión en su balcón al aire libre

Hay Milión para rato. ¿Qué se viene?

¡Nueva carta de cócteles! Como les conté anteriormente, un menú súper elegante diseñado por Ale Caia. Tragos increíbles como un Martini de Parmesano y Oliva o un Boulevardier de Chiles y Fresas. Muchos macerados con fruta fresca orgánica y con cordiales caseros fortificados con miel de caña. ¡Uno más bomba que otro para pasar una tarde o una noche mágica en nuestro jardín!

Reservá en Milión Bar y disfrutá de una experiencia única en su jardín o sofisticada mansión, para un desayuno de lujo, almuerzos, cenas o tragos deliciosos.

En esta nota hablamos de:
Cocktail Noche

Inspirá a alguien más, compartiendo esta nota en:

Últimos Artículos

Variedades

Carta a papá

Variedades

Regalos que se apilan en recepción

Escapadas

¡Hacele un upgrade!